Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > La Agencia > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN)

Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN)
En esta sección encontrará información general sobre la entidad, referente a la misión, visión, objetivos estratégicos, historia, equipo de trabajo, etc.

La ARN es una entidad adscrita a la Presidencia de la República que, de acuerdo con el Decreto Ley 897 del 29 de mayo de 2017, tiene como objeto "gestionar, implementar, coordinar y evaluar, de forma articulada con las instancias competentes, la política, los planes, programas y proyectos de Reincorporación y Normalización de los integrantes de las FARC-EP, conforme al Acuerdo Final, suscrito entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP el 24 de noviembre de 2016, a través de la Unidad Técnica para la Reincorporación de las FARC-EP; y de la política de reintegración de personas y grupos alzados en armas con el fin de propender por la paz, la seguridad y la convivencia".  

 
Adicionalmente, la ARN diseña, implementa y evalúa la política de Estado dirigida a la Reintegración social y económica de las personas o grupos armados al margen de la ley que se desmovilicen voluntariamente, de manera individual o colectiva.
 
La ARN trabaja en coordinación con el Ministerio de Defensa, Ministerio​ del Interior y de Justicia y con la Oficina del Alto Comisionado para la Paz.


Visión

En el año 2026 la ARN habrá contribuido a la convivencia, la reconciliación y el desarrollo sostenible, manteniéndose como referente internacional de los procesos de Reintegración y Reincorporación.


Misión

Liderar y coordinar el diseño e implementación de la política pública de reintegración y reincorporación, así como su gestión territorial, contribuyendo a la convivencia, la cultura de la legalidad, la reconciliación y el desarrollo sostenible.


Objetivos estratégicos

  • Fortalecer las capacidades, tanto individuales como colectivas, de la población objeto y de su entorno próximo.
  • Promover las capacidades productivas orientadas a la sostenibilidad económica de la población objeto de atención.
  • Contribuir a la convivencia y la reconciliación en los territorios.
  • Impulsar la corresponsabilidad y su gestión a nivel territorial para el fortalecimiento de los procesos de la ARN.
  • Optimizar los procesos institucionales para el cumplimiento de la misión.

Código de Integridad

Cambio de contenido: El Código de Integridad es el principal instrumento técnico de la Política de Integridad del Modelo Integrado de Planeación y Gestión.  MIPG II fue anunciado mediante la expedición del Decreto No. 1499 de 2017, desde ese momento todos sus componentes entraron en vigencia jurídica para los organismos y entidades de los órdenes nacional y territorial de la Rama Ejecutiva del Poder Público, así como, para todas las entidades en las cuales tuviera aplicabilidad el modelo. El Código de Integridad fue construido teniendo en cuenta a todas las personas que trabajan al servicio del país a nivel nacional desde las entidades de la rama ejecutiva del Estado, incluyendo a maestros, policías, soldados, diplomáticos, servidores de planta temporal, contratistas del Estado, pasantes, etc. Por ello, se enfatiza en la necesidad de involucrar a todas las personas que trabajan en las entidades en los procesos de socialización y apropiación de este Código, independiente de su tipo de contratación.

   

Reseña Histórica

Historia de la Reintegración

La Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), antes Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), se crea el 3 de noviembre de 2011 como una Unidad Administrativa Especial -adscrita al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE)- encargada de fortalecer la implementación de la Política de Reintegración.

Los orígenes de la Entidad se remontan al Programa para la Reincorporación de la Vida Civil (PRVC) que funcionó en el Ministerio de Interior y de Justicia entre 2003 y 2006.

El PRVC se caracterizó por la atención psicosocial, servicios y beneficios para personas desmovilizadas. Era un programa de reinserción, de corto plazo. Al principio, esta característica no representó un problema, porque la población desmovilizada era relativamente pequeña, pero cuando la tasa de las desmovilizaciones colectivas e individuales creció, el PRVC se congestionó y enfrentó dificultades administrativas, conceptuales y operativas.

Para responder a las exigencias del proceso de desmovilización en Colombia -particularmente el aumento de personas que ingresaron con la desmovilización masiva de las AUC y la necesidad de entender la Reintegración como un programa sostenible de largo plazo- se creó, en septiembre de 2006, la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración.

La creación de la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración fue un hito en la historia del Desarme, la Desmovilización y la Reintegración (DDR) en Colombia; se pasó de ser un programa de Reincorporación (de corto plazo) a un Proceso de Reintegración (de largo plazo), con mayor capacidad de cobertura y gestión, y con mejores herramientas y capacidad para realizar acompañamiento a los desmovilizados.

Incluso, la implementación del DDR colombiano se destaca por desarrollarse mientras persiste el conflicto, por lo que cobija dos tipos de desmovilizaciones: las colectivas, resultado de los acuerdos de paz, y las individuales, que se basan más en una decisión personal. Adicionalmente, a diferencia de los demás países, Colombia asume toda la responsabilidad institucional del proceso de Reintegración.

Durante sus cinco años de existencia, la Alta Consejería se enfocó en lograr que la Reintegración se convirtiera en una política de Estado. Así, buscó brindar oportunidades a las personas desmovilizadas mediante una Ruta de Reintegración personalizada con beneficios de tipo psicosocial, educativo, económico y de oportunidades de generación de ingresos, con el fin de permitir que los desmovilizados encuentren una vida sostenible en la civilidad. 

La Alta Consejería no sólo buscó implementar estrategias enfocadas hacia los participantes en Proceso de Reintegración, sino también en las familias y comunidades que los reciben, bajo la concepción de que la sostenibilidad de la Reintegración a la vida en la legalidad implica trabajar no sólo con el desmovilizado, sino también con su entorno.

En septiembre de 2010, el entonces presidente de la república, Juan Manuel Santos, designó a Alejandro Eder Garcés, como Alto Consejero para la Reintegración, en remplazo de Frank Pearl, quien fue el primero en ocupar ese cargo, cuando fue creado por el gobierno de Álvaro Uribe Vélez.

Además de enfocarse en cumplir con la Política Nacional de Reintegración, entre sus responsabilidades estaba articular con las entidades nacionales el Proceso de Reintegración y difundirlo nacional e internacionalmente. Posteriormente, el 3 de noviembre de 2011, la Alta Consejería pasó a ser la Agencia Colombiana para la Reintegración, de conformidad con el Decreto 4138, y el alto consejero Alejandro Eder Garcés fue designado como Director General.

Con la expedición del Decreto 4138 de 2011, la Agencia se convierte en una Unidad Administrativa Especial con personería jurídica, adscrita al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República (DAPRE). El cambio institucional de una Alta Consejería a una Agencia del Estado significó un avance para garantizar la continuidad y el fortalecimiento de la política de Reintegración, pues la Entidad cuenta con una mayor autonomía administrativa, financiera y presupuestal, y con una estructura organizacional sólida.

A partir de lo establecido en el Acuerdo final para la terminación del conflicto y la construcción de una paz estable y duradera, firmado el 24 de noviembre de 2016 en el Teatro Colón, entre el Gobierno Nacional y las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia -FARC-, bajo la dirección de Joshua Mitrotti Ventura,  la Agencia Colombiana para la Reintegración de Personas y Grupos Alzados en Armas –ACR- debió modificar sus funciones y estructura con el fin de dar respuesta a los nuevos mandatos normativos y a los procesos de reincorporación social y económica de los integrantes del grupo armado.

_D9B1381.jpgEn concordancia con estos nuevos retos, mediante el  Decreto Ley 897 del 29 de mayo de 2017, la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) pasa a llamarse Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), y tiene como objeto "gestionar, implementar, coordinar y evaluar, de forma articulada con las instancias competentes, la política, los planes, programas y proyectos de Reincorporación y normalización de los integrantes de las FARC-EP, conforme al Acuerdo Final, suscrito entre el Gobierno Nacional y las FARC-EP el 24 de noviembre de 2016 a través de la Unidad Técnica para la Reincorporación de las FARC-EP; y de la política de reintegración de personas y grupos alzados en armas con el fin de propender por la paz, la seguridad y la convivencia".     

En este nuevo contexto, y para garantizar la sinergia interinstitucional necesaria para el logro de los retos en el proceso de Reincorporación, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) lideró la formulación de la Política Nacional para la Reincorporación Social y Económica de exintegrantes de las FARC-EP, cuyos lineamientos se recogen en el Conpes 3931 aprobado en junio de 2018.

De esta forma, la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) lidera hoy la implementación de las políticas de reintegración y reincorporación contribuyendo a la convivencia, la cultura de la legalidad y la reconciliación.


HITOS DE LA REINTEGRACIÓN

2003 – 2006

  • Programa para la Reincorporación a la Vida Civil (PRVC)

Creación y desarrollo del Programa para la Reincorporación a la Vida Civil (PRVC) por parte del Ministerio del Interior y de Justicia. El propósito principal del programa consiste en atender, inicialmente, las desmovilizaciones individuales y posteriormente se suma la desmovilización colectiva., generando mecanismos de atención diferenciales.

 

2006

  • Se crea la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración

Las nuevas exigencias del proceso de desmovilización en Colombia, conducen a la necesidad de impulsar una política de reincorporación a la vida civil de mayor alcance y a largo plazo. Así se da origen a la Alta Consejería Presidencial para la Reintegración, en septiembre de 2006.

 

2007

  • Inicio del Modelo de Reintegración Comunitaria

La Alta Consejería para la reintegración da inicio a la implementación del Modelo de Reintegración Comunitaria, con el objetivo de promover acciones para la consolidación de escenarios locales de participación, convivencia y reconciliación entre las personas en proceso de reintegración y sus comunidades de acogida.

2008

  • Expedición de la Política Nacional de Reintegración Social y Económica para personas y grupos armados ilegales.

El Consejo Nacional de Política Económica y Social (CONPES) produce el documento CONPES 3554, con el cual se le da el carácter de política de Estado al Proceso de Reintegración en Colombia.

  • Conformación de la Red Nacional de Atención

Se conforma una Red Nacional de Atención, conformada por 40 centros de servicio en todo el país para manejar y poner en marcha la Política de Reintegración en cada departamento, municipio y comunidad donde hay población de personas reincorporadas a la vida civil.

 

2010

  •  Modelo de Atención Psicosocial para la Paz

La Alta Consejería cambia el enfoque de atención a corto plazo, para consolidar un proceso de atención integral a los desmovilizados., Se diseña e implementa así, el Modelo de Atención Psicosocial para la Paz (Mapaz) con el cual se busca el acceso de la población en proceso de reintegración, sus familias y comunidades receptoras, a la educación, salud, mercado laboral y atención psicosocial.

 

2011

  • Creación de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR)

Nace la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) el 3 de noviembre de 2011. La ACR se crea como Unidad Administrativa Especial, adscrita al Departamento Administrativo de la Presidencia de la República. La transformación institucional de la Entidad fortalece y desarrolla la Política de Reintegración en Colombia.

  • Conformación de los Grupos Territoriales y Puntos de Atención

La nueva estructura de la ACR fortalece el trabajo efectivo en el territorio con la presencia articulada de oficinas locales denominadas grupos territoriales y puntos de atención.

  • Nace la Estrategia "Mambrú no va a la guerra"

Se ejecuta la primera fase del proyecto de Mambrú no va a la guerra, este es otro cuento, una estrategia diseñada para mitigar los factores causales del reclutamiento y utilización de niños, niñas y adolescentes por parte de grupos armados ilegales.


2012

  • Apropiación Regional de la Política de Reintegración Social y Económica

Se implementa una estrategia nacional para la inclusión de la Política en los planes de desarrollo de departamentos y municipios, en los que se concentran la mayor cantidad de personas en proceso de reintegración. Se logró que 28 Gobernaciones y 119 municipios plantearan metas concretas y aseguraron recursos para apoyar el proceso en el cuatrienio 2012-2016.

  • Primeras personas que culminan el proceso de Reintegración

Concluye su Ruta de Reintegración el primer participante en el Proceso. Al finalizar el año, un total de 812 personas desmovilizadas habían concluido exitosamente su Proceso de Reintegración.

 

2013

  • Adopción del Modelo de Atención Multidimensional

Se reglamenta el Plan de Trabajo de la Ruta de Reintegración, mediante la Resolución 0754 de 2013, bajo un enfoque que se caracteriza por tener una comprensión más humana del individuo que se desmoviliza, vista desde múltiples aspectos (dimensiones) acorde a los contextos y la realidad del país.

 

2014

  • Definición de los Beneficios de Inserción Económica

La ARN expide la Resolución por la cual se definen y reglamentan los Beneficios de Inserción Económica para las personas en proceso de reintegración especial de Justicia y Paz.

  • Modelo Educativo para la Reintegración

Se implementa el Modelo Educativo de formación para la reintegración. Dicho modelo nace como respuesta a la necesidad de crear un modelo educativo flexible que se adaptara a las necesidades y condiciones de esta población y reúne los procesos de educación y formación para el trabajo de la población adulta.


2016

  • Creación del Consejo Nacional para la Reincorporación

Mediante el Decreto No. 2027 del 7 de diciembre de 2016 y en cumplimiento de lo establecido en el Acuerdo Final para la Terminación del Conflicto y la Construcción de una Paz Estable y Duradera, se crea el Consejo Nacional de Reincorporación (CNR) con el objetivo de definir las actividades, establecer el cronograma y adelantar el seguimiento del proceso de reincorporación a la vida civil de los miembros de las FARC.

  • Definición de la Fase de Estabilización en la Ruta de Reintegración

Se define      la fase de estabilización en la Ruta de Reintegración, entendiendo la importancia de la atención en los primeros meses del proceso de reintegración, para la sostenibilidad del mismo.

 

2017

  • Creación de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN)

La Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) pasa a llamarse Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), se modifica su estructura y funciones para liderar el proceso de Reincorporación de los exintegrantes de las FARC –EP.

  • Inicio de la Reincorporación Temprana

La ARN se vincula a la dinámica de los Espacios Territoriales de Capacitación y Reincorporación y el proceso de Reintegración Temprana en articulación con entidades del orden nacional, territorial, y la cooperación internacional.


2018

  • Creación de la Unidad Técnica para la Reincorporación (UTR)

Se crea la Unidad Técnica para la Reincorporación y normalización, como un grupo interno de trabajo dedicado a adelantar el programa de reincorporación de los exintegrantes de las FARC-EP.

  • Adopción de la Política Nacional para la Reincorporación Social y Económica de exintegrantes de las FARC-EP

La Política Nacional para la Reincorporación Social y Económica de exintegrantes de las FARC-EP es aprobada por el Consejo Nacional de Política Económica y Social y se publica el CONPES 3931 y su plan de acción de seguimiento –PAS- para el período 2018 a 2026.