Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Atención a la ciudadanía > Preguntas frecuentes

Preguntas frecuentes
En "Atención a la ciudadanía", se registra el glosario de términos aplicados durante la gestión de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR); un listado de respuestas a preguntas frecuentes que se presentan durante el proceso de Reintegración; diversos canales de comunicación para que los participantes, desmovilizados y comunidad en general, se contacte de forma directa con la ACR.

¿Qué es la Reintegración?

¿Quiénes pueden acceder al proceso de Reintegración?

¿Cuáles son los beneficios del proceso de Reintegración?

¿Cómo puedo vincularme para apoyar el proceso de Reintegración?

La Reintegración requiere el compromiso de todos

 

 

¿Qué es la Reintegración?

La Reintegración es una oferta de seis años y medio que el Estado colombiano, a través de la Agencia para la Reincorporacion y la Normalización, ARN, les ofrece a las personas desmovilizadas de los grupos armados ilegales que quieren reintegrarse a la vida social y económica.

La Reintegración busca desarrollar habilidades y competencias ciudadanas entre las personas desmovilizadas y sus entornos. Al mismo tiempo, se propone propiciar espacios para la convivencia y acciones de reconciliación, y fomentar la corresponsabilidad de los actores externos.

La misión de la ARN es impulsar el retorno de la población desmovilizada a la legalidad de forma sostenible. Por eso, a las personas desmovilizadas no solo se les brinda educación, formación para el trabajo y apoyo psicosocial, sino que también se les ayuda a impulsar sus proyectos productivos.

Al Proceso de Reintegración pueden acceder, de manera voluntaria, las personas desmovilizadas que hayan sido certificadas como tales por el Comité Operativo para la Dejación de las Armas, Coda.

El Estado colombiano les da beneficios jurídicos por los delitos políticos y conexos a las personas desmovilizadas de los grupos armados ilegales, siempre y cuando no vuelvan a delinquir después de su desmovilización.

Cuando una persona ingresa al proceso de Reintegración, recibe apoyos económicos a la Reintegración si asiste a por lo menos el 90 por ciento de las actividades programadas por la ARN.

Cada participante en el proceso de Reintegración se compromete a desarrollar por lo menos 80 horas de acciones de Servicio Social, que son fundamentales para generar espacios de reconciliación.

 

 

¿Quiénes pueden acceder al proceso de Reintegración?

Al proceso pueden acceder las personas acreditadas como desmovilizadas por el Comité Operativo para la Dejación de las Armas (CODA) o la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, que se desmovilizaron después del 24 de enero de 2003. Dentro de los requisitos está no haber cometido delitos de lesa humanidad, violación al Derecho Internacional Humanitario, entre otros.

En el proceso participan personas que fueron parte de las guerrillas (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (Farc), Ejército de Liberación Nacional (Eln), Ejército Popular de Liberación (Epl), entre otras) y las Autodefensas Unidas de Colombia (Auc). 

 

Desarme, Desmovilización y Reintegración

Una persona que abandona un grupo armado debe dirigirse a cualquier autoridad militar, policial o civil. Durante los primeros días permanece en la Unidad Militar o de Policía más cercana al lugar de su entrega, hasta que sea trasladado por el Grupo de Atención Humanitaria al Desmovilizado (GAHD), del Ministerio de Defensa, a la ciudad que se determine para su ubicación.

 

La persona es trasladada a un Hogar de Paz, donde recibe atención inicial en alojamiento, alimentación, vestuario, kit de aseo personal y subsidio de transporte. Además, podrá obtener un certificado como persona desmovilizada, otorgado por el Comité Operativo para la Dejación de las Armas (CODA).

Luego de tener la certificación, la persona podrá acceder voluntariamente al proceso de Reintegración Social y Económica liderado por la ARN. La Ruta de Reintegración dura en promedio 6 años y medio.

 

 

 

¿Cuáles son los beneficios del proceso de Reintegración?

La ARN tiene claro que la reintegración es un ingrediente fundamental para avanzar en el camino hacia la paz. La Política de Reintegración ofrece asesoría para obtener beneficios jurídicos y sociales para que las personas desmovilizadas adquieran competencias y habilidades que les facilitarán su regreso a la vida en sociedad.

Los beneficios del Proceso están condicionados a que las personas desmovilizadas cumplan con su Ruta de Reintegración, participen en el 90% de las actividades propuestas por la ARN y no cometan ningún delito después de su desmovilización. De lo contrario, serán expulsadas y perderán todos los beneficios.

Para avanzar en la inclusión social de las personas desmovilizadas, la ARN brinda:

. Apoyo económico a la Reintegración.

. Atención psicosocial.

. Asesoría para acceder a educación.

. Formación para el trabajo.

. Beneficio de inserción económica.

. Cobertura en salud.

Apoyo económico a la Reintegración

Es un estímulo económico que otorga la ARN (de hasta $480.000 pesos), sujeto al cumplimiento del 90% de cada una de las actividades programadas en su Ruta de Reintegración. Este apoyo es de $160.000 pesos por atención psicosocial, educación o formación para el trabajo.

Atención Psicosocial

El participante del Proceso de Reintegración recibe atención psicosocial, con el fin de desarrollar y fortalecer competencias en su vida familiar, educativa, productiva y comunitaria, y guiar sus esfuerzos hacia la solución de necesidades y problemas específicos. La atención psicosocial tendrá una duración máxima de dos años y seis meses, pero puede prolongarse, si el caso lo requiere.

Educación

La ARN gestiona, por una sola vez, el ingreso a la oferta pública del sistema educativo de la persona desmovilizada y su familia. Se ofrece alfabetización, educación básica primaria, secundaria y media vocacional.

Formación para el trabajo

La ARN gestiona y orienta el acceso a cupos de formación para el trabajo en el Servicio Nacional de Aprendizaje (Sena) y otras instituciones acreditadas por el Ministerio de Educación Nacional. Se ofertan cursos de formación complementaria, de nivel operario, técnico y tecnólogo.

Beneficio de inserción económica

Se puede acceder, por una sola vez, al capital semilla para el desarrollo de planes de negocio, previamente estructurados y aprobados, y el estímulo a la empleabilidad, que se puede utilizar para la adquisición de vivienda propia o el pago de hipoteca. Al recibir este beneficio, el participante queda excluido del apoyo económico a la Reintegración.

Cobertura en salud

La ARN realiza la gestión de afiliación al Régimen Subsidiado del Sistema General de Seguridad Social en Salud para las personas que adelantan su Proceso de Reintegración y sus familias.

 

¿Cómo puedo vincularme para apoyar el Proceso de Reintegración?

Hay muchas formas de apoyar el Proceso de Reintegración. Uno de los mecanismos es el programa Aportando Tiempo, un voluntariado donde los ejecutivos de las empresas y los estudiantes universitarios donan tiempo para capacitar a las personas que se están reintegrando en aspectos como educación financiera, emprendimiento y finanzas.

 

La proveeduría es otro mecanismo, donde las empresas contratan como proveedores a personas que se están reintegrando a la vida social y económica. Esa proveeduría busca fortalecer los planes de negocio de las personas en Proceso de Reintegración.

Las empresas también pueden financiar proyectos de reconciliación, donde las personas que se están reintegrando comparten espacios con las comunidades que los acogen y, al mismo tiempo, desarrollan acciones de servicio social. Uno de los principales propósitos de la ARN es propiciar espacios de reconciliación.

A través de la empleabilidad, los empresarios o las personas pueden vincular laboralmente a participantes en el Proceso de Reintegración.

 

La ARN acompaña a las empresas y los patronos en el proceso de selección de las personas que van a contratar. La entidad también coopera en la formación de personas en Proceso de Reintegración según las necesidades de las empresas que están dispuestas a contratar.

 

La Reintegración requiere el compromiso de todos

La Reintegración es un ingrediente fundamental en la construcción de la paz. Por eso, esta tarea, que es compleja, requiere del compromiso entusiasta de la mayor cantidad de personas. Obviamente, el gobierno nacional es el más activo impulsor de la Reintegración, pero eso no es suficiente.

El éxito del Programa de Reintegración requiere del concurso de todo el Estado a todos los niveles, incluidos los gobiernos territoriales, es decir, las gobernaciones y los municipios.

Pero eso tampoco es suficiente. También es fundamental la ayuda y la participación del sector privado. De poco sirve que el Estado invierta tiempo y dinero en la Reintegración de miles de personas, si a estas les cierran las puertas en la sociedad.

La ARN tiene claro que un país como Colombia, azotado por un conflicto armado de décadas, tiene que sintonizarse con la Reintegración, para que esta sea exitosa.

Consulte las preguntas y respuestas específicas sobre el proceso de Reintegración