Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Jardín infantil de personas en proceso de reintegración accede a fortalecimiento empresarial

En Yopal

Jardín infantil de personas en proceso de reintegración accede a fortalecimiento empresarial

​Foto: Comunicaciones ACR

Yopal , 09/04/2015

Por sacar adelante un Centro de Estimulación Temprana para niños de la zona rural de Yopal, Esneider Enrique Bocanegra, una persona en proceso de reintegración, accedió al apoyo que entrega el fondo ‘Emprende 2015’ de la empresa Equión, que entregan el Centro de Desarrollo Empresarial de Tauramena y la empresa Equión de Casanare. El jardín infantil se llama ‘Mis exploradores’ y beneficia a los niños, entre de 0 y 5 años de la vereda San Rafael.

Con el fortacimiento, Esneider y su esposa, quien le ayuda en el trabajo en el jardín, tendrán asesoría empresarial, acompañamiento técnico y un incentivo económico. “Me puse a pensar en cómo ayudar para que los niños no cojan ese ejemplo (de ir a la guerra), que no vayan a pasar por esas dificultades por las que yo pasé unos años atrás, entonces tomamos las decisión, con mi esposa, de hacer un proyecto viable para los niños”, aseguró este hombre que años atrás hizo parte de un grupo armado ilegal.

Paola Condia, coordinadora de la ACR Casanare, quien ha acompañado a Esneider en el proyecto del Centro de Estimulación Temprana, cuenta que estas dos personas compitieron  con  más de 500 proyectos, todos en igualdad de condiciones. “Lo que hicimos fue acompañarlos, identificar las ofertas que hay para todos los participantes, asesorarlos y velar porque la confianza, que hoy es evidente, crezca y todos vean que las personas desmovilizadas tienen las mismas capacidades de emprendimiento de cualquier empresario”, compartió la funcionaria. 


Sobre el fortalecimiento

El Centro de Estimulación Temprana ‘Mis exploradores’ atiende a 35 niños y niñas, entre 0 y 5 años, hijos de madres cabeza de hogar, padres o madres solteras, de comunidades en situación de vulnerabilidad. En el jardín atienden todo el día, en una sola jornada y con los recursos que aportan los padres, que son muy pocos, les brindan a los niños alimentación, refrigerios y útiles escolares.

El gran valor agregado de este jardín rural es que cuenta con equinoterapia. Los encargados trabajan de la mano con dos equinos, en los que los pequeños montan y aprenden del cuidado del animal. La idea es que, con el dinero del premio, se puedan mejorar las instalaciones, ampliar la cobertura y comprar tres caballos más.

Para estas personas en proceso de reintegración, la oportunidad de estar en la Agencia Colombiana para la Reintegración, les ha permitido ser más amables, prestar un servicio social y contribuir a la construcción de un mejor futuro para su región.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas