Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Tolerancia y segundas oportunidades para excombatientes y víctimas, fundamentales para la construcción de paz

La ACR socializó avances en construcción de paz con la academia

Tolerancia y segundas oportunidades para excombatientes y víctimas, fundamentales para la construcción de paz

.

Bogotá , 30/04/2015
  • El papel de la academia en la construcción de paz es fundamental, por esta razón, la organización Trascender abrió un espacio en el que participaron estudiantes de diferentes colegios privados de Bogotá en una conversación en torno a preguntas como  ¿qué es la paz?, ¿qué nos implica la paz? y ¿cómo comprometernos con la paz?
  • En este espacio participaron representantes de  la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR) junto con la Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Uariv)  respondiendo a las inquietudes de los estudiantes.  

Desde el año 2010 hasta hoy las autoridades han capturado a 7 mil integrantes de las bandas criminales, de estas personas solo el 10 por ciento, es decir unas 700 personas aproximadamente son excombatientes de los grupos armados ilegales. Así lo reveló Joshua Mitrotti, director general de la Agencia Colombia para la Reintegración (ACR), durante su participación en un foro de la organización 'Trascender', que contó con la presencia de cerca de 500 estudiantes de colegios privados de Bogotá.

Con este foro, 'Trascender' buscaba resaltar la importancia que tiene la academia en la construcción de paz y, a su vez, lograr que los estudiantes de bachillerato se informen sobre los avances del Gobierno Nacional y de diferentes sectores de la sociedad en temas relacionados con la paz, la reconciliación, el conflicto y la reintegración, entre otros.

El foro, que se realizó este viernes, tuvo como escenario las instalaciones del colegio Gimnasio Moderno. Desde este espacio, los representante de 'Trascender' dejaron claro que, los estudiantes "son la generación de la paz" y que, por ello,  es importante que conozcan las políticas públicas que adelanta el Gobierno Nacional en este sentido.

El Director General de la ACR, durante su intervención, les explicó a los estudiantes que la Agencia Colombiana para la Reintegración "construye sobre lo construido", pues en los últimos cuatro gobiernos nacionales, se ha fortalecido la política de reintegración y en este mismo período se han desmovilizado 57 mil personas de los grupos armados organizados al margen de la ley.

Como muestra de la experiencia de 12 años, que tiene la ACR en construcción de paz, el funcionario agregó que el 90 por ciento de las personas que se desmovilizan llegan con traumas de la guerra y que, el proceso de reintegración busca mejorar las condiciones de ciudadanía para estos excombatientes con responsabilidades y "con garantías de no repetición" puntualizó.

A su turno, el moderador del foro José Ricardo Puyana, catedrático universitario con maestría en estudios latinoamericanos y experiencia en el sector público, comentó que con la reintegración "vamos a tener que aumentar nuestros niveles de tolerancia por la construcción de paz", refiriéndose a las personas que abandonan los grupos organizados al margen de la ley que se reintegran a la sociedad y agregó el ejemplo de El Salvador donde, en la actualidad, gobierna Salvador Sánchez Cerén, un ex militante de la guerrilla Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional, que firmó la paz de su país en 1992.

Lina Rondón, coordinadora de paz de la dirección general de Unidad para la Atención y Reparación Integral a las Víctimas (Uariv), dijo que "no tiene sentido hablar de paz sin reconocer a las víctimas", ya que en Colombia hay más de 7 millones de personas registradas con este estatus y que han sufrido las consecuencias del conflicto armado.

Rondón, quien ha contribuido con el desarrollo de la atención psicosocial para las víctimas del conflicto, llamó la atención en que "no podemos perder la capacidad de indignación de los hechos de violencia" y explicó que los eventos y monumentos simbólicos para el reconocimiento de las víctimas sirve para resignificar a estas personas, a quienes el Estado debe garantizarles su reconocimiento y el derecho a la no repetición de los actos violentos que padecieron.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas