Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Personas desmovilizadas y niños con discapacidad cognitiva usan el teatro para transformar vidas

ReconciliARTE, la obra que muestra un país sin indiferencia

Personas desmovilizadas y niños con discapacidad cognitiva usan el teatro para transformar vidas

El grupo musical Colombia Sonora fue el encargado de musicalizar la obra de teatro. Al final deleitaron a los asistentes con el tema 'No me des un fusil'.

Bogotá , 10/06/2015
  • Con una obra de teatro se realizó el cierre del servicio social que un grupo de personas en proceso de reintegración realizó con los niños de la Fundación Fides.
  • Los participantes en esta obra demostraron que es posible una Colombia sin indiferencia. 'ReconciliARTE' es un espacio en donde ex combatientes y  niños con condiciones especiales demuestran que la estigmatización se puede vencer.


Gloria esperaba impacientemente en la entrada del teatro de Compensar, eran las 5:45  de la tarde y su nieto, Daniel, estaría en la otra de teatro que se presentaría en contados minutos. Ella comentaba que su pequeño, un niño con condición especial, es todo un artista y muestra interés en cualquier cosa que tiene que ver con el teatro.

Desde las afueras del teatro se escuchaban las carcajadas y los gritos de los niños que hacían su ensayo final, como todos unos profesionales, marcando cada paso que harían en el escenario. "Esta actividad nos gustó mucho, cuando me dijeron que mi nieto iba a hacer una obra de teatro en compañía de ex combatientes de grupos armados ilegales sentí temor. No sabía qué podría pasar y yo lo protejo mucho, pero acepté, fue a los ensayos y hoy es su presentación final. Esto demuestra que las personas desmovilizadas no son unas malas personas, por el contrario tienen muchas bondades", comenta Gloria, de 67 años, y quien se estremecía con cada grito de los jóvenes artistas.

Llegaron las 6:00 de la tarde, las puertas del teatro se abrieron y entonces todo tuvo sentido. Los niños brillaron sobre las tablas, el público gritó, sonrió y, algunos, lloraron de la emoción. Esneyder Cortés, director programático de reintegración de la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), lo describió muy bien en sus palabras de apertura: "Es más fácil vivir y ver la reconciliación que describirla".

Cortés recordó que ya son seis años que lleva la Fundación para la Investigación y el Desarrollo de la Educación Espacial (FIDES) abriéndole la puerta a la reintegración. "Primero fue desde el deporte y ahora con el arte, un acto que es ejemplo en el mundo. Ellos dejaron claro que se puede transformar el país, porque estos ejercicios eso es lo que hacen, transformar vidas", agregó.


Sobre la obra

David Fajardo fue el profesor de teatro de las personas desmovilizadas y los niños. Él es un joven que ya ha tenido la oportunidad de trabajar con las dos poblaciones y destaca la dedicación de todos para sacar la obra adelante. "Yo no hice nada, ellos fueron los creadores de todo, los diálogos, las escenas, todo esto fue idea de ellos", aseguró.

Durante más de tres meses se reunieron cada domingo para hacer el montaje. "Muy poco tiempo para montar una puesta en escena, pero lo logramos", comentó David.


ReconciliARTE estará en la clausura de las Olimpiadas FIDES

Los niños son unos profesionales y lo dieron todo, tanto así que el mismo Alejandro Escallón, presidente de FIDES, subió al escenario y les prometió que este mismo acto estará en la ceremonia de clausura de las XXI Olimpiadas FIDES, que se desarrollan actualmente en Bogotá. Esta vez la muestra de reconciliación, que fue apoyada por la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) y la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (Usaid), no estará frente a 60 personas, sino que será presenciada por más de cinco mil.

"Hoy no vi a un grupo de niños, muchas veces rechazados por su condición, y a un grupo de ex combatientes, estigmatizados por haber pertenecido a la guerra. Vi un grupo de colombianos, todos trabajando felices y unidos, dándole una lección a la sociedad. Esta es una Colombia sin indiferencia", dijo Escallón.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas