Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Después de 25 años, desmovilizado se encuentra con su madre

ACR estuvo presente

Después de 25 años, desmovilizado se encuentra con su madre

​Pie de foto: El primer abrazo entre Rafael y Marina. 

Villavicencio , 25/08/2015

Silencioso, así fue el momento en el que Rafael* recibió el primer abrazo de su mamá después de 25 años. Un abrazo eterno con lágrimas de ella y una risa nerviosa que él no podía contener.

Ambos se miraron mudos durante algunos segundos cuando Marina* atinó a romper el silencio con la frase: "pero usted no se parece en nada a su papá", y los dos sonrieron tímidamente.

Rafael, que estuvo en la guerrilla durante varios años y se desmovilizó por tener una leishmaniasis severa, no conocía a su madre ni siquiera en fotos, pero gracias al apoyo del profesional reintegrador de la Agencia Colombiana para la Reintegración lo logró.

Encuentro

Cuando se vieron, Marina quiso explicarle de todo en cinco minutos. Le aclaró, por ejemplo, que él tuvo una hermana, pero que murió cuando tenía 14 años. Que tuvo que alejarse de él porque su solvencia económica no le alcanzaba para tener a dos bebés, por lo que acordó con su entonces esposo, padre de Rafael, que ella cuidaría de la niña y él del niño.

Lo que él no se esperaba era que detrás de ella encontraría una familia numerosa que lo recibió con los brazos abiertos. Dos hermanas, dos medios hermanos y una sobrina.

Del premio Carlos Arturo Ángel

Rafael le contó a su familia cómo gracias a la Agencia ahora tiene un proyecto productivo de siembra de plátano en una población del Meta, y que le ha ido tan bien que está postulado al premio Carlos Arturo Ángel, que entrega la Asociación Nacional de Empresarios (Andi) para reconocer el esfuerzo  y la transformación de vida de los excombatientes.

Historia tras historia llegó la hora del almuerzo y qué mejor para culminar el día que con una comida hecha por su mamá y su medio hermano. "Siento una alegría grande porque pensé que me iban a rechazar y esta casa es solo amor. Me di cuenta que sí me estaban buscando. Sin el apoyo de la ACR no habría logrado esto, me hubiera devuelto (dice mientras ríe). Es algo difícil que estoy afrontando, pero que me llena de felicidad", pronunció Rafael.

(*) Nombres cambiados a petición de las fuentes.

 

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas