Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Personas desmovilizadas hacen servicio social que ayuda a 200 niños en Neiva

¿Cómo pueden aportar las fundaciones al proceso de reintegración?

Personas desmovilizadas hacen servicio social que ayuda a 200 niños en Neiva

El director general de la Agencia Colombiana para la Reintegración, Joshua Mitrotti, en su reciente visita a la capital del Huila, visitó la Fundación Primar y participó de un evento de donación de elementos deportivos, compartió con los niños y excombatientes que se reintegran a la sociedad.

Neiva , 10/09/2015

Son más de 200 niños de la comuna 9, en Neiva, los que hacen parte de la Fundación Primar, una entidad sin ánimo de lucro que busca ofrecer una mejor calidad de vida a través del deporte y la sana convivencia a menores de edad, en condición de vulnerabilidad. 

La fundación, que fue creada por el intendente de la Policía Metropolitana de Neiva, Jader Enciso, se unió la Agencia Colombiana para la Reintegración (ACR), entidad del Estado que garantiza el retorno de la población desmovilizada a la legalidad, vinculó a un grupo de personas que hicieron parte de los grupos armados ilegales, mediante las actividades de servicio social que deben cumplir dentro de su ruta de reintegración a la sociedad.

Sus actividades realizadas en la fundación, van más allá de adecuar las instalaciones físicas de la cancha de fútbol llamada popularmente 'El Hueco' a través de la construcción de graderías y escaleras para facilitar el acceso a este espacio deportivo. 

Un grupo de personas desmovilizadas facilitan su tiempo como entrenadores deportivos para los niños y en los partidos programados los fines de semana, actúan como árbitros de los partidos de fútbol que se juegan allí.

Harol* es una persona desmovilizada de las Farc, quien afirma que ingresó a este grupo por falta de oportunidades y buscando ganar un dinero que falsamente le ofrecían por contribuir a esta organización al margen de la ley. Él permaneció allí por más de un año y se dio cuenta que la ilegalidad no es el camino correcto y abandonó el grupo pensando en organizarse con su familia. 

"La llegada de mi hija al mundo, abrió mis ojos y me enseñó que las oportunidades se deben buscar en la legalidad, con esfuerzo y con la mentalidad de cambio.  Salirse de allá no es fácil, pero no es imposible, uno lo puede lograr y empezar una nueva vida de manera correcta, apoyando a los demás y luchando por sus sueños" comentó Harol* quien ha descubierto en el servicio social, una forma de ayudar a las personas y de cambiar su rutina diaria de trabajo y estudio, pues adelanta una carrera profesional en sistemas.

Por su parte, el intendente de la Policía Metropolitana de Neiva, Jader Enciso indicó que gracias a su fundación, estas acciones desarrolladas por las personas desmovilizadas contribuyen con la construcción de paz para las comunidades: "Este es nuestro grano de arena para contribuir a la calidad de vida de tantos niños que hoy lo necesitan, apoyándolos, brindándoles alternativas fundamentadas en el deporte y la sana convivencia, para ayudarlos a que no caigan en la drogadicción o en la delincuencia, así se hace la paz desde lo local", afirmó el intendente.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas