Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Una oportunidad lo cambia todo en comunidad de barrio Calimío Desepaz

Modelo de Reintegración Comunitaria

Una oportunidad lo cambia todo en comunidad de barrio Calimío Desepaz

Una oportunidad lo cambia todo en la comunidad del barrio Calimío Desepaz

​Comunicaciones ARN

Cali , 11/05/2018

El Modelo de Reintegración Comunitaria, de la ARN, impulsa relaciones de confianza y reconciliación entre personas que dejaron las armas y las comunidades. 

150 víctimas del conflicto armado, líderes comunitarios, personas en proceso de reintegración y jóvenes, son los entusiastas beneficiados del Modelo de Reintegración Comunitaria, Calimío Desepaz, que se adelanta en la comuna 21 de la ciudad de Cali (Valle del Cauca).

El modelo, que impulsa la reconciliación y las estrategias para demostrarle a la ciudad y sus habitantes que vivir en paz en posible, es el resultado de una alianza entre la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN), la Secretaria de Paz de la Alcaldía de Cali y Comfenalco Valle, con el apoyo del Programa de Reintegración y Prevención de Reclutamiento (RPR), de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID) y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

La puesta en marcha de este proceso incrementa la capacidad de las comunidades receptoras de población en proceso de reintegración y de las instituciones locales en favorecer la consolidación de procesos de convivencia, reintegración y reconciliación, así como el fortalecimiento de entornos de protección de la niñez y juventud con las personas en proceso de reintegración, su núcleo familiar y comunidad receptora.

Así mismo, la iniciativa nacional de reintegración de excombatientes con enfoque comunitario impulsa la participación activa de comunidades vulnerables, propiciando espacios para la construcción de la paz y la reconciliación.  Involucra un trabajo desde el individuo y también desde lo social. Es decir, no sólo busca acompañar y brindar competencias y habilidades a la persona excombatiente que por voluntad se está reintegrando, sino también que la prepara para convivir en sociedad, impactando a las comunidades receptoras, que acogen a las personas en reintegración.

De esta manera, la Agencia para la Reincorporación y Normalización (ARN) prepara a las comunidades y las forma en temas de ciudadanía, reconciliación, deberes, derechos y construcción de paz, para fortalecer el tejido social y para que convivan con población excombatiente y reconozcan a los desmovilizados que se están reintegrando y que se van a seguir reintegrando, como otro ciudadano.

"Este modelo es una oportunidad para fortalecer los lazos de convivencia de esta comunidad de manera concertada, y así rescatar esa capacidad que tenemos los caleños de vivir en paz", expresó María Isabel Barón, coordinadora de la ARN del Grupo Territorial Valle del Cauca

El modelo, que actualmente se encuentra en ejecución por parte de Comfenalco Valle, cuenta con seis fases de implementación: 1) Alistamiento, 2) Diagnóstico participativo, 3) Formación ciudadana, 4) Proyecto comunitario, 5) Acción simbólica y 6) Retroalimentación de la experiencia.

A su turno, Camila Sabogal, gerente de reintegración social y comunitaria de OIM, resaltó que "Calimío Desepaz hace parte de la estrategia que estamos apoyando con ARN en diferentes regiones del país y responde a la política pública de reintegración con enfoque comunitario que desarrolla la ARN para fortalecer los procesos de reconciliación y convivencia entre personas en reintegración con la comunidad donde habitan o desarrollan su proyecto de vida laboral o familiar".

El proyecto también se ha implementado en Cali, Palmira y Jamundí. En Cali se realizó en Mojica y dejó como resultado la conformación del Centro Integral de Promoción de Derechos 'Sol de Oriente', espacio donde la comunidad recibe de manera gratuita atención psicóloga y jurídica, con el apoyo de la Universidad Cooperativa de Colombia.

Por su parte, en Palmira se hizo en el barrio Zamorano y dio como resultado un taller de confecciones en el que mujeres víctimas, excombatientes, cabeza de familia y líderes comunitarias, comparten en un mismo espacio y reciben clases de diseño y costura, con la certificación del SENA.

En Jamundí, en articulación con la Fundación para la Orientación Familiar (Funof) y la Alcaldía del municipio, se trabaja en la urbanización El Rodeo, un complejo de mil viviendas, donde residen más de cinco mil personas, esencialmente población vulnerable, víctima de la violencia y también excombatientes que se están reintegrando.

La reintegración en el Valle Cauca

En todo el Valle del Cauca, a diciembre de 2017, 2.567 personas han ingresado al proceso de reintegración. De ellas, 890 están siendo atendidas en 39 de los 42 municipios de Valle, donde residen; y otras 574 lo han culminado con éxito; es decir, cumplieron con todos los requisitos y pasaron por las ocho dimensiones que tiene la ruta de reintegración (salud, educación, productiva, habitabilidad, seguridad, ciudadana, familiar y personal).

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas