Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > La educación, una oportunidad que lo cambia todo

Inicia la quinta fase del Modelo de Educación y Formación para la Reintegración

La educación, una oportunidad que lo cambia todo

La educación, una oportunidad que lo cambia todo

El Modelo de formación fortalece la construcción de sueños y proyectos de cada una de las personas que acceden desde diferentes rincones de Colombia. Foto: Cortesía Páramo Films.

Bogotá , 25/06/2018

Comenzó una nueva fase del Modelo de Educación y Formación para la Reintegración - MEFR, el cual contribuye a la superación del analfabetismo y a resignificar los proyectos de vida de excombatientes en proceso de reintegración, sus familias, víctimas del conflicto armado y las comunidades de los territorios focalizados.

En 2018, el Modelo de Educación y Formación para la Reintegración - MEFR, llegará a los departamentos de La Guajira, Chocó, Tolima, Caquetá, Cauca, Cesar, Meta, Putumayo, Santander y la región de Urabá.

Este es un modelo flexible que se adapta a los horarios y dinámicas de los estudiantes, es gratuito, ofrece educación básica/media y orientación para el acceso a la formación para el trabajo.

El Modelo de Educación y Formación para la Reintegración es liderado por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización y el Ministerio de Educación (MEN), en alianza con el Servicio Nacional de Aprendizaje (SENA) y con el apoyo de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), a través del Programa de Reintegración y Prevención de Reclutamiento (RPR) de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM).

"Uno de los proyectos insignia de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) es este modelo que, en sus cuatro ediciones, ha beneficiado a más de 5.700 personas. La meta de implementación este año, en su quinta edición, será de 775 beneficiarios ubicados en 15 municipios del país", aseguró Andrés Stapper, director general de la ARN.

A su vez, Camila Sabogal, gerente de reintegración comunitaria del Programa de Reintegración y Prevención del Reclutamiento (RPR), de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), afirmó que "pensar en un futuro sostenible e inclusivo a través de la educación, es uno de los mensajes claves del Modelo, el cual ofrece formación en educación media/básica, y una orientación en lo laboral y productivo, fortaleciendo las capacidades de la población participante; de esta manera se promueve el desarrollo integral en los territorios".

"A su vez, destacamos la sinergia entre las instituciones del Estado y la Cooperación Internacional en el logro de un modelo que contribuye a cumplir con los objetivos del Desarrollo Sostenible desde la garantía de una educación incluyente, equitativa y de calidad", agregó.

Para la ministra de Educación Nacional, Yaneth Giha, "uno de los desafíos que tenemos para seguir avanzando en la consolidación de la paz, es el cierre de brechas entre zonas urbanas y rurales. Este Modelo nos permite acercar posibilidades de educación donde antes no se podía por cuenta del conflicto armado y beneficiar a comunidades de zonas apartadas. La educación es la base más sólida para la construcción de una paz estable y duradera, y para escribir una nueva historia, la historia de las oportunidades".

Según el director de Formación Profesional del SENA, José Darío Castro, "con este modelo, la Entidad coopera en la superación de condiciones de vulnerabilidad de excombatientes, familias y comunidades y les ofrece la oportunidad de desarrollar competencias laborales, mientras nivelan su escolaridad"

Datos de interés

  • Desde 2017, el Modelo fue entregado oficialmente al Ministerio de Educación, entidad que, junto con las Secretarías de Educación y el SENA, brindan acompañamiento en el proceso de formación académica y ocupacional de los(as) estudiantes.
  • Está organizado en seis ciclos de acuerdo a lo dispuesto por el Ministerio de Educación Nacional.
  • Convierte el establecimiento educativo en un escenario propicio para la paz y la convivencia.
  • En 2018 se implementará en Florencia, Caquetá; Floridablanca, Santander; Rioacha y Fonseca, en La Guajira; Villa Germania, Cesar; Aguachica, Cesar; Chigorodó, Belén de Bajirá y San Pedro de Urabá en Urabá; Mocoa, Putumayo; Unguía, Chocó; Popayán, Cauca; Ibagué, Tolima y Granada, Meta.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas