Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > A los 68 años de edad, Miryan Pinzón, celebró su reintegración

Una oportunidad lo cambia todo

A los 68 años de edad, Miryan Pinzón, celebró su reintegración

Miryan Pinzón recibió el diploma que la acredita como persona culminada del proceso de reintegración en un acto público, en el Corregimiento San Rafael, Rionegro, Santander. Foto: Comunicaciones ARN.

Ríonegro , 19/10/2018

13 personas, exintegrantes de grupos armados ilegales, culminaron exitosamente el proceso de reintegración con la ARN en el Corregimiento San Rafael, del municipio de Rionegro en Santander. Una población estigmatizada en el pasado por el conflicto que hoy avanza hacia la convivencia pacífica.

 

Aunque su caminar se hace pausado por el paso de los años, Miryan Pinzón, llegó puntual a cumplir con una de las citas más importantes de su vida, recibir el diploma que acredita la culminación de su proceso de reintegración por parte de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN). Al acto, llegó acompañada de su familia, que se convirtió en la motivación principal, para lograr un cambio de vida.

"El proceso me sirvió para muchas cosas, para el estudio de mis hijos", aseguró Miryan. Y es que no sólo durante el camino a la reintegración, logró que sus ocho hijos mejoraran su bienestar. Ella, presentó y aprobó las pruebas para validar por competencias sus estudios de básica primaria.

Junto a Miryan, estaba Samuel Toro, quien también terminó el proceso de reintegración y hoy se dedica a las faenas de pesca en el río Lebrija. "Para mí es un orgullo y una alegría, porque soy una persona nueva. Antes cuando empuñé las armas era otra persona, le doy gracias al Gobierno y a Dios por esta oportunidad que nos da", dijo Samuel después de recibir su diploma. Este pescador junto a la Agencia, adelantan un proyecto que le permitirá próximamente tener una canoa, para mejorar su trabajo y las condiciones de vida.

Sobre el trabajo realizado por las 13 personas reintegradas con los profesionales de la ARN, Ronald García, coordinador del Grupo Territorial ARN en Santander señaló: "Acá está representada una labor de varios años, de tolerancia y esfuerzo, dedicación, de estas personas en proceso de reintegración, de las instituciones y de los profesionales de la ARN. Hoy el corregimiento de San Rafael, zona azotada fuertemente por el conflicto está preparada para la convivencia como ciudadanos y para no repetir los actos de violencia que los afectaron. Son constructoras de paz en Colombia".

Los culminados recorrieron una ruta de reintegración integral de la Agencia con ocho dimensiones, que incluyen, ejercicio de la ciudadanía, educación y productividad, entre otras.

El acto protocolario de reconocimiento y certificación del proceso de reintegración en San Rafael de Rionegro finalizó con un encuentro futbolístico en la cancha del parque principal del corregimiento, en el cual jugaron las personas reintegradas y los miembros de la Policía Nacional, como una forma de celebrar el triunfo de la reconciliación y la convivencia pacífica, en esta zona de Santander.

Datos de interés

  • La reintegración es un proceso voluntario donde las personas que dejan las armas pueden obtener, desarrollar y potenciar las habilidades y competencias individuales y colectivas necesarias para superar su situación de vulnerabilidad y ejercer autónomamente su ciudadanía.

     
  • Gracias al enfoque integral, humanista y no asistencialista, 670 personas han culminado su ruta de reintegración en Santander, y 325 lo adelantan en la actualidad.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas