Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal

Agencia para la Reincorporación y la Normalización

Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Varias empresas vinculadas a Proantioquia disponen 270 hectáreas para proyectos productivos de excombatientes, como apoyo a la política de Paz con Legalidad

Avanza la Paz con Legalidad

Varias empresas vinculadas a Proantioquia disponen 270 hectáreas para proyectos productivos de excombatientes, como apoyo a la política de Paz con Legalidad

​Gobierno Nacional y varias empresas de Proantioquia unen esfuerzos para la fortalecer la Reincorporación económica de excombatientes.

Dabeiba , 09/11/2019
  • Postobón, Grupo Sura, Grupo Nutresa, Bancolombia, Grupo Argos, Corbeta y la Fundación Fraternidad Medellín aportarán un predio para comunidad del antiguo ETCR de Llano Grande, Dabeiba.
  • La Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación destaca este respaldo para construir un modelo productivo para la reincorporación económica con legalidad.
  • La Universidad EAFIT se vinculará con una propuesta de preservación de la biodiversidad y de turismo científico, asociado a la riqueza de los ecosistemas de la región.

 

Este sábado se oficializó el aporte de la empresa privada de un predio de 270 hectáreas para estructurar un proyecto productivo asociativo y sostenible que impulse la reincorporación económica de 185 exintegrantes de las Farc-Ep, al tiempo que mejore su calidad de vida y la de sus familias, quienes residen en el municipio de Dabeiba (Antioquia), 110 de ellos en el antiguo Espacio Territorial para la Capacitación y Reincorporación (ETCR) de Llano Grande.

Esto es posible por un aporte cercano a los 2 mil millones de pesos entre las empresas, Postobón, Grupo Sura, Grupo Nutresa, Bancolombia, Grupo Argos, Corbeta y la Fundación Fraternidad Medellín; todas afiliadas a Proantioquia.

"Disponer este predio para proyectos productivos de excombatientes es una clara forma de materializar el compromiso de la empresa privada con la construcción de paz, tarea que nos corresponde a todos los colombianos. Las empresas son actores clave en el desarrollo, no solo por su contribución económica, sino por su proyección social e institucional. Esto reitera nuestra apuesta por aportar al desarrollo de las comunidades y rodear a la institucionalidad en su presencia efectiva en el territorio", señaló David Bojanini, Presidente del Consejo Directivo de Proantioquia y presidente de Grupo Sura.

Este respaldo a la implementación de la política Paz con Legalidad del Gobierno Nacional también es el inicio de un modelo inédito en el país, en articulación con la Consejería Presidencial para la Estabilización y la Consolidación, la gestión de la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) y el acompañamiento de la Misión de Verificación de las Naciones Unidas.

"Este apoyo es fundamental para contribuir con la reincorporación económica y social de los excombatientes, de sus grupos familiares y de la comunidad aledaña. Así generamos escenarios para el encuentro y la reconciliación, en entornos productivos que contribuyen con la construcción de paz y el tránsito efectivo hacia economías lícitas y sostenibles", dijo Emilio J. Archila, Consejero Presidencial para la Estabilización y la Consolidación.

El modelo productivo que se impulsará en el predio fue concertado entre los excombatientes, la comunidad de Dabeiba y el Gobierno Nacional, en un proceso al que se vinculó Proantioquia desde inicios de 2018.

"Desde Proantioquia reconocemos en esta contribución un nuevo modelo de vinculación del empresariado a los esfuerzos de paz, con el cual se hace posible que la reincorporación de los excombatientes esté soportada en procesos sostenibles de inclusión, desarrollo con equidad y responsabilidad social. Este apoyo se suma a otras iniciativas que promovemos en construcción de paz,  por ejemplo, en zonas como el Bajo Cauca antioqueño, donde existe una ruta de largo plazo consensuada entre el Gobierno Nacional y la comunidad a través del Plan de Desarrollo con Enfoque Territorial (PDET)", comentó Azucena Restrepo, Presidenta de Proantioquia.

Así, el 70% del predio de 270 hectáreas se utilizará en diversas iniciativas productivas agropecuarias desarrolladas por la comunidad, acompañadas con la Fundación Salvaterra, en procesos de asesoría técnica y comercialización, conectados con encadenamientos locales que contribuyan a dinamizar el desarrollo del Occidente y Urabá antioqueños.

El 30% restante del predio se aprovechará para la conservación de la biodiversidad, y en ese sentido, EAFIT presentará una propuesta a Colciencias para realizar una nueva bioexpedición, a partir del conocimiento científico y las capacidades investigativas de esta universidad.

"Queremos extender a Dabeiba la experiencia de la expedición bio que tuvimos en Anorí, cuyos resultados hablan por sí solos, para que con esta caracterización biótica como línea base, podamos evaluar la posibilidad de avanzar en una propuesta de turismo científico o turismo de naturaleza especializado que también aporte a la reincorporación de los excombatientes y a los procesos de reconciliación en esta zona llena de biodiversidad y con las condiciones para desarrollar estas oportunidades productivas para las comunidades de una manera responsable y sostenible", explicó Juan Luis Mejía Arango, rector de EAFIT.

Por su parte, la Consejería para la Estabilización y la ARN continuará con el acompañamiento a la población en el antiguo ETCR de Llano Grande, enfocados en las soluciones de infraestructura y servicios públicos, cultura de reconciliación y convivencia, educación, vivienda y proyectos productivos comunitarios.

En ese sentido, el modelo desde la ARN también avanza en:

  • Un proyecto colectivo de cacao y ganadería para generación de ingresos, en el marco de la legalidad, para 100 personas en proceso de reincorporación.
  • Fortalecer competencias y habilidades educativas individuales, mediante la financiación de 46 becas universitarias para personas en reincorporación y comunidades aledañas, la construcción de infraestructura educativa en las veredas El Retiro y Llano Grande, que beneficiará a 67 estudiantes, sumado al aporte de la Fundación Bancolombia de 40 computadores.
  • Construcción de infraestructura, dotación de máquinas y mobiliario para fortalecer un taller de confecciones del antiguo ETCR, al que están vinculadas 15 personas de la comunidad de Llano Grande.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas