Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > Los niños y la protección de sus derechos ruedan felices en bicicleta

En Viotá, Cundinamarca

Los niños y la protección de sus derechos ruedan felices en bicicleta

Brayan Stiven Ocampo, es uno de los 37 niños, niñas y jóvenes que son parte de 'Mambrú. Éste es otro cuento', en el municipio de Viotá, Cundinamarca.   Foto: Comunicaciones ARN.

Viotá , 08/07/2020



37 niños, niñas y jóvenes de la vereda San Gabriel, en Viotá (Cundinamarca) recibieron bicicletas y
accesorios para la práctica de ciclomontañismo, como parte de la estrategia de protección de derechos de la niñez ‘Mambrú. Éste es otro cuento’, liderada por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN).


 

Desde hace 10 meses, la vereda San Gabriel, en el municipio de Viotá, es escenario para ‘Mambrú. Éste es otro cuento’, la estrategia de la ARN que tiene como propósito el fortalecimiento de los entornos protectores de 37 niños, niñas y jóvenes de la comunidad, entre 13 y 18 años.

Mambrú, es una apuesta para generar garantías de la no repetición de ciclos de violencia y alejar a los niños, niñas y jóvenes de situaciones que afecten sus derechos, a través de programas de formación, entre ellos, deportivos.

En Viotá, por ejemplo, Brayan Ocampo, uno de los jóvenes beneficiados, fue el encargado de recibir 20 bicicletas, 39 cascos y gafas, 5 kits de despinche, 3 infladores, camilla y botiquín para los participantes: “Mambrú es una comunidad unida que trabaja por nuestros sueños. En Viotá, tenemos mucha expectativa, queremos entrenarnos y ser grandes deportistas para competir y representar a nuestro municipio”.

Fue en medio de las jornadas de ‘Mambru’ donde los jóvenes soñaron, diseñaron y cristalizaron la estrategia de ciclomontañismo denominada ‘Rueda por la Paz’, que se fortaleció gracias al acompañamiento de la ARN a través de procesos de capacitación y la entrega de los elementos deportivos para su desarrollo.

Como parte de la estrategia en el municipio de Viotá, cada joven también recibió un kit pedagógico, ayudas alimentarias y elementos de bioseguridad como tapabocas, guantes, jabón y alcohol, para el cuidado y la protección de las familias.

A través de la cartilla ‘Mambrú en casa’, la ARN implementará un proceso de formación no presencial para que los participantes aprendan sobre sus derechos y deberes, el autocuidado, liderazgo y la sana convivencia, al mismo tiempo que potencian sus conocimientos y habilidades, e identifican las amenazas y riesgos a los que se enfrentan, y sus posibles soluciones.

La entrega de los materiales y equipos se realizó acorde a los protocolos de bioseguridad y contó con la participación de Wilder Gómez Osorio, alcalde de Viotá, los representantes de las secretarías de Gobierno, el rector de la institución educativa San Gabriel y la Agencia para la Reincorporación y la Normalización.

 

“Desde la ARN seguimos trabajando por los 1.300 niñas, niños, jóvenes y adolescentes que hoy forman parte de ‘Mambrú’. Llegaremos a sus comunidades con todas las medidas de bioseguridad para acompañarlos en sus proyectos de vida, fomentar nuevas oportunidades y construir paz”, señaló Andrés Stapper Segrera, director general de la ARN.

El trabajo por parte de la ARN, la academia y las familias, continúa, para fortalecer los entornos protectores en comunidades afectadas por la violencia y la construcción de escenarios para la convivencia y la reconciliación.

 

Datos de interés

  •  La estrategia ‘Mambrú’ en su quinta edición (2019-2020) se implementa en 27 municipios del país: Anorí, Cáceres, Dabeiba, Itagüi, Remedios, Tarazá y Urrao (Antioquia); Riosucio (Caldas); Pueblo Rico (Risaralda); Gigante (Huila); Uribe (Meta), Cumbal y Tumaco (Nariño); Miranda (Cauca); San José del Guaviare (Guaviare); San José de Fragua (Caquetá); Valle del Guamuez (Putumayo); Malambo (Atlántico); Becerril (Cesar); Tierralta y Puerto Libertador (Córdoba); Fonseca (La Guajira); Sabana de Torres y Girón (Santander); Ovejas (Sucre); Viotá (Cundinamarca) y Buenaventura (Valle del Cauca).
  • Con 142 intervenciones, la ARN ha beneficiado a 6.881 niños y jóvenes de 74 municipios de Colombia, ha prevenido su vinculación a escenarios de violencia y ha fortalecido liderazgos transformadores en las comunidades.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas