Usted está en: ACR > Agencia para la Reincorporación y la Normalización (ARN) > Sala de Prensa > Noticias > En Santa Cecilia y Riosucio los niños aprendieron sobre sus derechos y sonrieron con Mambrú

110 niños, niñas y jóvenes beneficiados

En Santa Cecilia y Riosucio los niños aprendieron sobre sus derechos y sonrieron con Mambrú

Los niños y jóvenes del corregimiento de Santa Cecilia no se quedaron con las ganas de bailar y ponerle sabor con la danza 'El Tamborito'. Foto: Comunicaciones ARN

Risaralda , 28/09/2020
  • En Pueblo Rico, Risaralda, y en Ríosucio, Caldas, se fortalecieron iniciativas artísticas, culturales, deportivas y un semillero infantil de bomberos forestales, en el marco de la estrategia 'Mambrú, éste es otro cuento'. 
  • Las clausuras de la quinta edición de 'Mambrú' se cumplieron con medidas de bioseguridad. 

El cuento de 'Mambrú' tiene felices a 110 niños, niñas, adolescentes y jóvenes del corregimiento de Santa Cecilia en Pueblo Rico, Risaralda, y a la comunidad de Portachuelo del resguardo indígena Cañamomo Lomaprieta en Riosucio, Caldas. 

Las jornadas de clausura de la estrategia 'Mambrú, éste es otro cuento', liderada por la Agencia para la Reincorporación y la Normalización, ARN, se realizaron acatando las medidas de bioseguridad y con los protocolos exigidos en cada territorio.

En Riosucio, se fortaleció un club deportivo y el semillero infantil de bomberos forestales, con la participación de 50 menores, quienes recibieron overoles, camillas, botiquines, botas, además de balones, miniporterías, uniformes, canilleras y cronómetros, entre otros elementos.

A sus familias también les fueron entregadas ayudas alimentarias, que incluía pescado producido en la finca La Pangola por excombatientes y víctimas integrantes del proyecto colectivo piscícola y de la Cooperativa Multiactiva Indígena para la Paz (Coomipaz).

"Aprendí mucho con Mambrú", dice Yesmin Dayana Rentería, una de las participantes. Y agrega "entre ello, a respetar a mis compañeros, a ser amable y a no tocar las cosas ajenas. También sobre los derechos y deberes que tenemos".

Durante un año, los niños afrocolombianos e indígenas vivieron la magia de 'Mambrú', con la que sus talentos y habilidades se fortalecieron, y se construyeron entornos protectores para garantizar los derechos de la niñez en territorios afectados por la violencia. 

"Los deberes que tenemos como niños son respetar a nuestros padres, las leyes y hablar siempre con la verdad. Pero también tenemos el derecho a vivir, a la salud, a la educación y a estar libres y protegidos", resaltó Shary Silvana Hernández, del resguardo indígena Cañamomo Lomaprieta.

Por su parte, en el corregimiento de Pueblo Rico, 60 niños, niñas y jóvenes de los consejos comunitarios de Santa Cecilia y Piedras Bachichí se beneficiaron de 'Mambrú' a través del arte, la cultura y el deporte. Los menores recibieron implementos deportivos, sombreros, vestidos e instrumentos musicales para potenciar sus talentos en un territorio lleno de riqueza cultural.

"Esta experiencia fue divertida. Aprendí a danzar y bailar mejor, pero lo más importante adquirí valores para aportarle a mi comunidad", comentó Martha Alejandra Córdoba.

'Mambrú, éste es otro cuento', en su quinta edición (2019-2020), se implementó en 27 municipios del país. Las actividades estuvieron marcadas por la entrega de la cartilla pedagógica 'Mambrú en casa' para avanzar con los procesos de formación de manera no presencial a causa de la emergencia generada por el Covid-19.

"En estas entregas estuvimos acompañados de excombatientes, lo que demuestra su compromiso con las intervenciones comunitarias. La ARN ha entendido que ese trabajo articulado con actores públicos, privados y comunidad, consolida la paz en los territorios", concluyó Carlos Ariel Soto, coordinador de la ARN en el Eje Cafetero. 

Con 142 intervenciones, la ARN ha beneficiado a 6.881 niños y jóvenes de 74 municipios de Colombia, para fortalecer liderazgos transformadores en las comunidades y prevenir la participación de menores en escenarios de violencia.

 

Datos de interés:

  • La estrategia 'Mambrú' ha beneficiado a 1.050 niños y jóvenes aproximadamente en el Eje Cafetero. En Caldas: Manizales, Anserma, La Dorada, Samaná y Riosucio. En Quindío: Montenegro, Quimbaya y Armenia. En Risaralda: El Resguardo Indígena Unificado Embera Chamí sobre el río San Juan en Mistrató, el corregimiento de Santa Cecilia, Dosquebradas y Pereira. 
  • La estrategia 'Mambrú' también aportó al desarrollo comunicativo de ambos territorios, con la entrega de sistemas de comunicación con altoparlantes para mantener un contacto con las comunidades.

Compartir en las redes sociales


Noticias relacionadas